Batalla de El Mazuco

Tras la caída de Santander el 25 de agosto de 1937, lo único que quedaba en el frente del norte era Asturias. Los republicanos contaban allí, bajo el mando de Adolfo Prado Vaquero, con escaso armamento y menor protección aérea. Los rebeldes por el contrario, superaban a los leales en hombres, armamento y aviación.

El 1 de septiembre, los rebeldes cercan y aíslan la zona, comenzando el 5 de septiembre la Batalla por El Mazuco. Tras la caída de Llanes, José Solchaga al mando de los atacantes más o menos 30.000 hombres debió enfrentarse a los 5.000 republicanos de Juan Ibarrola en el difícil paso de montaña. La batalla se desarrolló en condiciones muy duras en un terreno montañoso y áspero.

Finalmente Solchaga consigue entrar por la margen derecha del Sella mientras el CTV italiano ataca Avilés. A partir del día 13 comienza el repliegue republicano ante la impotencia de no poder recibir los suministros indispensables para continuar la lucha. El día 20 los rebeldes se hacen con el control del paso de montaña y el 22 con Peña Turbina, último reducto montañoso. Las puertas de Asturias estaban abiertas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Episodios destacados y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s