Miguel Cabanellas Ferrer

Cabanellas-ferrer[1]Miguel Cabanellas Ferrer

Cartagena 1872 – Málaga 1938

Masón republicano y militar de familia del arma de caballería que apoyo el golpe de estado del 36.

Participó en la Guerra de Cuba siendo condecorado en varias acciones de guerra alcanzando el grado de capitán en 1897. En 1909 ya en la Guerra de África asciende a comandante y continua recibiendo condecoraciones por sus actuaciones aunque también recibe alguna reprimenda al criticar a las Juntas Militares de Defensa por su desastrosa gestión. En 1922 regresa a España y en 1924 es ascendido a general de división y enviado a Menorca como gobernador militar. Liberal y republicano se enfrentó a la Dictadura de Primo de Rivera por lo que en 1926 es relevado y pasa a la reserva. Participó en varias conspiraciones contra Primo de Rivera, dos de sus hijos participaron en la sublevación de Jaca.

Con la llegada de la II República Cabanellas ocupa el puesto de Capitán General de la II Región Militar (Andalucía), la jefatura del Ejército de Marruecos y la dirección de la Guardia Civil hasta agosto de 1932. También fue diputado por el Partido Republicano Radical de Lerroux aunque renunció a este puesto al ser nombrado inspector general de carabineros, finalmente el golpe de julio se produce cuando Cabanellas es jefe de la V División Orgánica (Zaragoza).

No está claro si estaba con los golpistas antes del 18 de julio, lo que si está claro es que desplego al ejército en los puntos estratégicos de Zaragoza, procedió a la detención de miembros del Frente Popular incluido el gobernador civil y emitió un bando declarando el estado de guerra.

Tras la muerte de Sanjurjo al ser el general más veterano, se le designa presidente de la Junta de Defensa Nacional aunque fue más simbólico que efectivo.

El 21 de septiembre de 1936 se reúne en Salamanca la Junta para acordar un mando único, con el voto en contra de Cabanellas que advirtió del peligro que suponía, se nombra a Franco para este puesto. Franco le apartó totalmente del mando de tropas nombrándolo Inspector General del Ejército, puesto que ocupó hasta su muerte.

Tras su fallecimiento, Franco ordenó confiscar toda la documentación que tenía.

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Personajes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s