Celia en la Revolución

27 de febrero

Me voy. Abro los armarios para ver qué he de llevarme.

-Están bombardeando -me dice Guadalupe-. Han bombardeado toda la noche.

-¿Para qué? Hemos perdido la guerra ¿y aún quieren matarnos a los que quedamos?

Sólo puedo llevarme una maleta y en ella he de poner lo que más quiero…no lo que puede hacerme falta…El retrato de mamá…sus zapatillas…el rosario que me regaló tía Julia, la virgencita de Lourdes…el libro de Andersen “La princesa y el porquero”, los ositos de madera, la cajita de laca para los alfileres…

Aquí guarda papá las partidas de bautismo de sus padres, de sus abuelos y de nosotros. ¿Las llevaré?

Cuando voy a cerrar la maleta, está tan llena que no puedo…Tengo que volver a escoger…

…Tal vez nunca más os vuelva a ver…Pero os llevo dentro de mi cabeza y podré veros como un libro de estampas…¡Los cuadritos que pintó Cuchifritín con lápices de colores! Papá me dice en su última carta que mi hermano es feliz en su colegio de Londres y que me manda un abrazo… Hace mil años que no me escribe…¡Me voy ahora! ¡Me voy no sé dónde!

Bajo acariciando el pasamanos de madera con las manos… ¡Adiós, adiós! Guadalupe me espera junto a la puerta de la verja con la maleta…Aún voy a dar una vuelta a la casa para despedirme del jardín…Papá decía que somos tierra del país donde nacemos. ¡Tierra mía de Madrid! De rodillas la beso…

Elena Fortún, “Celia en la Revolución”

 

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s