Acerca de la Guerra

La Guerra Civil Española no empezó en abril de 1931, tampoco en octubre de 1934, ni siquiera empezó en las semanas anteriores al 17 de julio cuando ya los cabecillas del golpe de estado lo tenía todo o casi todo previsto. La Guerra Civil empezó entre el 17 y el 18 de julio de 1936 (según las zonas) cuando algunos personajes, dotados de la fuerza que dan las armas, decidieron que si el parlamento no actuaba en su beneficio tenían derecho a derrocarlo.

El 18 de julio el gobierno se vio desbordado por los acontecimientos, incapaz de negociar con los traidores que debían protegerlo, se debatió entre la claudicación y la legalidad. Se tardó mucho en tomar medidas, se tomaron decisiones equivocadas, se sucedieron los cargos del gobiernos y mientras en algunos sitios el golpe se consolidaba, en otros las organizaciones de izquierdas, anarquistas y gubernamentales (y es importante hacer esta diferenciación) en una mezcla de euforia, esperanza y falsa liberación sin comprender realmente a que se estaban enfrentando, se repartían armas, cargos e instituciones acabando en ambos bandos, aunque por motivos diferentes, con lo que significaba la República.

La represión, los crímenes y la locura que se desató a partir de aquí en ambos lados fue brutal, aunque de naturaleza diferente. En el bando rebelde, se procedió de forma metódica, sistemática y bien orquestada desde el primer momento hasta años después de terminado el conflicto, mientras, en el bando “leal”, desde el gobierno, se intentó (es cierto que a veces sin mucho éxito sobre todo al principio) que la ley fuera respetada.

España en abril de 1931 era un país atrasado social, moral y económicamente hablando que tenía unas élites estancadas en su prepotencia y soberbia, incapaces de aceptar un mínimo progreso social de las clases inferiores. En esta situación llega la República despertando en unos ilusión y esperanza de cambio y en otros, en el mejor de los casos,  recelos y dudas. Entre 1931 y 1936 los distintos gobiernos republicanos tropezaron sistemáticamente con terratenientes, iglesia, ejercito, … pese a todo se consiguieron grandes avances sociales yendo en algunas ocasiones por delante de nuestros vecinos europeos, en otras por delante de las demandas sociales y siempre más allá de lo que la mencionada “élite” hubiera deseado. La República para unos fue demasiado lejos en sus pretensiones y medidas, para otros fue lenta  y escasa en los cambios.

En 1936 un grupo de militares da un golpe de estado que desembocará en la Guerra Civil. Estos militares finalmente ganarán la guerra. No todos los implicados en el golpe pretendían el final y las consecuencias en las que desembocó el conflicto, ni la dictadura en la que se hundió España durante casi cuarenta años.

En 1939 cuando termina la guerra, España había retrocedido a los niveles socioeconómicos de 1914, el país había acabado arrasado y completamente aislado al alinearse con los fascismos europeos que, a la postre, perdieron la II Guerra Mundial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s